Skip to content

Amor de Selección

03/08/2010

Amor, pasión, egos, divismos, mentiras y traiciones… El culebrón de la selección argentina en su máxima expresión, con tres actores principales y los de reparto que siguen reclamando su protagonismo. Esto es: Amor… de Selección.

Diego Maradona: El ídolo resucitado en su máxima expresión. Desde el altar de los dioses descendió para jugar su prestigio, tras las acusaciones de manejos turbios por parte de su enemigo Coco y el séquito de La Raya. Eliminatorias tumultuosas, declaraciones desacertadas y el 0-4 frente a los germanos lo martirizaron y, desplazado por sus laderos, Don Julio y el Doctor, reclamó justicia para la mentira y la traición. Desde los códigos, le dio banca a sus ayudantes y basó su ciclo en la motivación, aunque olvidó lo más importante, el funcionamiento y la idea de juego. Pasó del silencio al comunicado y, nuevamente, decidió callar sus verdades. Pero la sed de venganza todavía está latente…

Carlos Salvador Bilardo, el Doctor: Eterno resultadísta, el campeón del mundo mantiene su discurso con títulos pero sin desarrollo. Volvió del destierro al fútbol como el manager de Don Julio para “proteger” la espalda de Diego. Sin embargo, con un cargo inventado, su participación nunca fue entendida hasta el desenlace. Desplazado por el DT, pelea mediante con Mancuso y compañía, el Doctor sólo tuvo en su haber conseguir el predio de Pretoria y, “desde las sombras”, es sindicado como el autor material de las recomendaciones tendientes a borrar parte del staff del 10. Pero aún así el Narigón quiso dar pelea y, enfáticamente, enfrentó los cargos de traición pidiendo pruebas contundentes y aseguró que tenía muchas cosas para decir, ya que sus amigos lo veían muy calmado. Todavía se espera su turno…

Don Julio Humberto Grondona: El patriarca del fútbol doméstico. El ladero de Blatter en la poderosa FIFA. El ferretero de su querido Sarandí. Ese hombre inamovible como Presidente de la Asociación del Fútbol Argentino resiste los embates y las acusaciones, y la maneja a su antojo desde el miedo y el poder de su imagen. Luego del fracaso Coco, buscó en Maradona y la generación 86 retomar la mística que se logró en México. Sin embargo, siempre desde su púlpito sagrado, observó todas las vicisitudes que rodearon el proceso Sudáfrica 2010. Con la eliminación consumada, Grondona aseguró continuidad, pero con los días, las incomunicaciones y el viaje a Venezuela del 10, las condiciones de contratación cambiaron drásticamente. Un comité ejecutivo adicto que no votó le dio unanimidad a la salida del DT, y el nuevo se elegirá recién en diciembre. El mandato de Don Julio caduca en octubre del año que viene. El anillo dice que “Todo Pasa”, pero… ¿todo realmente pasa?

Reparto:

Oscar Cabezón Ruggeri: El desterrado, tuvo la osadía de participar y meterse en el bunker de Pretoria. Denunció la amenaza de Don Julio de que va a recibir “un tiro en las piernas”…

Alejandro Mancuso: El amigo de Diego fue apuntado como el culpable de todos los males de la selección, pero el asegura que la convivencia siempre “fue buena”.

Héctor Negro Enrique: El asistidor del mejor gol de la historia fue el único que siempre dio la cara y renunció con la ida de Diego. Su papel en esta historia es fundamental…

Una historia que sólo puede ser tratada desde la metáfora (recomiendo leer Fangoterapia de la colega Emilse Pizarro) y que todavía tiene final abierto. Espero que de una vez por todas el fútbol argentino elija encaminarse en un proyecto serio y renovador, que exige cambios de nombres y de hombres y, por sobre todo, de divismos y egos que sólo lo conducen al ocaso…

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. 03/08/2010 15:52

    Excelente nota! Creo que Cristina debería avivarse y poner en prime time esta novela. Seguro que canal 7 tendría mucho mas rating que el gran programa 6.7.8.

  2. Julia permalink
    03/08/2010 17:46

    Extraño cómo se generan estas situaciones en todos los ámbitos públicos argentinos: fútbol, política, espectáculos. ¿Cuánto de verdad tendrán todos estos episodios? Cada uno de los protagonistas salen denunciando al otro de mentira, traición, corrupción…
    Lo peor es que siempre van a tener un final abierto para nosotros, el público.

    ¿Será que la solución es dejar de consumir todos estos escándalos mediáticos para que de una vez por todas sus protagonistas comiencen a hacer las cosas como se debe?

    Por lo pronto, explosivos culebrones nos ofrecen…

  3. 03/08/2010 18:12

    muy buena nota pablito! sabes qe soy un seguidor tuyo y cdo seas famoso te hago el club de fans! jajaja

    PD: El unico ingrediente qe me parecio qe falto es el apoyo del gobierno, con Cristina, Anibal Fernandez y demas hacia Maradona.
    Igualmente eso es desde mi punto de vista xq muchos creen que aca no tiene nada que ver!

    un abrazo!

  4. juan_lagos_14 permalink
    03/08/2010 20:44

    muy buena !
    q estes bien

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: