Skip to content

16 años sin justicia

16/07/2010

Como experiencia personal, no voy a olvidar que estaba en mi casa, tenía tan solo 7 años, y la verdad no sé si estaba durmiendo o, ya despierto, jugaba por las habitaciones de mi vieja casa de Loyola y Julián Álvarez. Detalle aparte, no voy a borrar nunca de mi mente el terrible estruendo y hasta una sensación de temblor, que probablemente fuera más de estremecimiento que de un movimiento en sí.

16 años después se me ocurre pensar lo que viví después de AMIA y lo que no pudieron hacer los 85 que dejaron la vida injustamente. Con el tiempo, los irracionales pudieron entender lo que la mayoría ya sabía: Esto no fue un ataque contra un credo religioso, sino un golpe a la sociedad argentina que todavía duele, y está representado en los que no están y los que luchan para que la justicia llegue.

En primer lugar, documental relatado por Gastón Pauls a 13 años:

Por último, un relato emocionante de Martin Seefeld, no pueden dejar de verlo:

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: