Skip to content

Crack de unos, ilusión de otros…

06/04/2010

En un nuevo desafío a los jerarcas del olímpo del fútbol, como los Di Stéfano, Pelé, Cruyff, Maradona y tantos otros, hoy esa tímida Pulga nos regaló nuevas pinceladas de su habilidad extraterrestre con 4 goles al Arsenal londinense. El Messi de Barcelona no deja dudas, el mayor goleador histórico de la Champions para su club, el actual pichichi de la liga de las estrellas en España… ¿Y que hay del Messi argento?.

El rosarino tira la chapa de una carrera a esta altura envidiable: 3 ligas españolas, 2 Champions League, 3 Supercopas de España y 1 europea y 1 Mundial de Clubes. Y en materia individual, el FIFA World Player de 2009, el Balón de Oro del mismo año, otorgado por la revista France Football y la lista sigue. Su desempeño en los campos del viejo continente ya no es materia de asombro, sino que es un privilegio de los futboleros de aquellos lugares, pero la deuda con el pueblo argentino todavía está en números rojos.

Dos títulos posee Lio con la albiceleste: el Mundial Sub-20 de Holanda en 2005 y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Sin dudas, es poco en comparación con las vitrinas que ha llenado en el Camp Nou de Barcelona, pero de Messi debemos reconocer el compromiso por su patria por sobre sus malas actuaciones con Argentina.

Cuando tuvo que partir hacia España con la necesidad de costearse el tratamiento para ayudar a su crecimiento que le era negado por los clubes locales, Messi obtuvo en el Barça la contención suficiente para ser la estrella que es en la actualidad. Y desde allí la formación y la conciencia futbolistica que tiene el equipo Culé casi que obligó a la Pulga a ser un jugador más perfeccionista y lujoso.

El 16 de octubre de 2004, su debut frente al Espanyol. Y el 1ro de mayo de 2005, frente al Albacete, su primer gol profesional. Y hasta hoy, las estadísticas con la blaugrana son impresionantes: 119 conquistas en 204 partidos. La valía en España esta más que probada, pero qué hay de aquel Messi en la selección.

Cualquier futbolero recuerda esa cara de puchero, sentado en el piso del banco en el Olímpico de Berlín, mientras Argentina era eliminado por el local Alemania en los penales del machete de Lehmann. Luego de la decepción mundialista, la nueva selección tenía la obligación de tomar a Messi como la bandera futbolistica  de la albiceleste. Pero el momento de la Pulga no coincidió con la realidad del equipo nacional.

Una Copa América 2007 de ensueño, con gran juego y actuaciones formidables que terminaron en un 0-3 frente a Brasil y un nuevo subcampeonato. Y el camino a Sudáfrica 2010 estuvo plagado de vicisitudes y traspiés. De la filosofía de bar y los once de memoria de Alfio Basile a la incognita del dios del fútbol argentino, Diego Maradona, las eliminatorias sudamericanas tuvieron dramatismo.

Y Messi, el gran Messi, no pudo demostrar ni pudo cargarse la responsabilidad de clasificar a la selección. La lluvia torrencial de Palermo, que avivó el fuego de la clasificación y el gol de Bolatti en el Centenario posibilitó que Argentina pudiera comprar los pasajes para África. Pero el fútbol esta en deuda, y Lio también lo está.

Por suerte, un Mundial es un Mundial. 30 días, 7 partidos y todo por jugar. Los que llegan mejor a la cita, son los que alcanzan las últimas instancias. Y la actualidad de Messi es brillante. Es el sueño de todos los argentinos de que la selección sea campeona del mundo, y para eso se necesita a la mejor versión de la Pulga. Que así sea…

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: